27/11/2019

7 consejos para revestir la cocina con azulejos

¿Quieres darle un aspecto diferente a tu cocina? Con solo un nuevo revestimiento parecerá otro lugar.

Los azulejos de cerámica han estado presentes en las cocinas de medio mundo durante años, siendo la opción escogida por excelencia generación tras generación por las diferentes posibilidades que ofrecen: son muy resistentes al calor y a la humedad, a los arañazos y se limpian con suma facilidad.

Consejos para revestir la cocina con azulejos

  1. Cuida el estilo y la combinación de los azulejos. Trata de combinar la cocina con el resto de espacios de la casa para encontrar un modelo que se integre mejor en el conjunto.
  2. Escoge materiales de calidad. No todos tienen las mismas cualidades y debes plantearte qué resultado quieres obtener a la hora de diseñar la cocina.
  3. Analiza bien la superficie a cubrir. Haz una estimación previa de la cantidad de azulejos que necesitas: paredes, suelo, isla, frente de la cocina, etc.
  4. Opta por estilos atemporales y duraderos. Decídete por azulejos sencillos y actuales que consigan permanecer de moda pese al paso del tiempo.
  5. Selecciona con cuidado la disposición de los azulejos. Las baldosas de cerámica suelen ofrecer diversas disposiciones a la hora de crear determinadas composiciones y figuras. Un mismo azulejo puede provocar diferentes impresiones y matices en el estilo en función de su colocación en vertical, en horizontal o incluso en diagonal.
  6. Introduce una cenefa. Las cenefas son un recurso que añadirá un aire original y atractivo a la cocina. Pero recuerda no sobrecargar la estancia en exceso.
  7. Ten en cuenta las propiedades de los azulejos céramicos. Para revestir la cocina, es recomendable es escoger materiales resistentes, durables y fáciles de limpiar.

¿Por qué elegir azulejos para revestir la cocina?

No cabe duda de que los azulejos de cerámica se han posicionado como un material óptimo para revestir baños y cocinas por diferentes motivos:

Resistencia y durabilidad. Su alta resistencia a los arañazos, a las altas temperaturas y a la humedad los convierten en una buena alternativa para la cocina.

Fácil impieza. La limpieza de las baldosas cerámicas es muy sencilla y en función de su textura, además, pueden disimular la suciedad.

Amplia variedad de estilos y colores. Los azulejos cerámicos pueden ser de diferentes formas, tamaños y colores. Tanto el suelo y las paredes como el mobiliario, las encimeras y el resto de elementos decorativos deben ir acordes al estilo de la cocina para lograr un espacio totalmente integrado en el conjunto de la casa.

Esta temporada, ¡apuesta por los azulejos para revestir la cocina!

Compartir en