23/09/2020
Categoría: Tendencias

Baldosas rectangulares para cocinas vanguardistas

Tanto a nivel visual como funcional, son muchas las posibilidades que nos ofrecen las baldosas de cerámica rectangulares. Por su potencia estética, su versatilidad y su sencilla instalación, gran parte de los profesionales de la construcción, la arquitectura y el interiorismo se decanta por este formato, sobre todo cuando se trata de proyectos para cocinas vanguardistas.

Existe una tendencia creciente en la elección de azulejos rectangulares para las paredes y suelos de las cocinas. De hecho, podemos encontrarlos en varios tamaños, acabados y tonalidades, lo que hará más fácil otorgarle estilo propio a esta estancia de la casa.

Tal es así que en Decocer ofrecemos la opción de encargar las baldosas a medida en función de las necesidades de cada proyecto. Su éxito en el mercado ha provocado que grandes fabricantes y distribuidores se hayan adaptado para proporcionar a los clientes un amplio abanico de opciones.

Devon collection

Azulejos pequeños y manejables

Por lo general, se trata de baldosas de pequeño formato, por lo que pueden ser colocadas de diferentes maneras para recrear el ambiente deseado. En este sentido, el acabado, el color y la textura pueden ser diseñados a medida.

Baldosas rectangulares con mosaicos, rombos, rayas, cuadros, triángulos y un sinfín de alternativas que se adaptan perfectamente tanto a decoraciones vintage como a estilos más modernos. Combinando diferentes opciones, obtendrás resultados espectaculares.

La tendencia Subway es una de las más destacadas en los últimos tiempos dentro de este formato cerámico. Se basa en el uso de baldosas rectangulares biseladas que imitan el ladrillo –o bien de color blanco con acabados brillantes y juntas negras– inspiradas en el estilo icónico de los metros de Nueva York, Londres, Madrid o París.

Emporio collection

En definitiva, con los azulejos cerámicos rectangulares podrás recrear cualquier ambiente en tu cocina, ya que las opciones de decoración que ofrecen son infinitas.

Compartir en