17/05/2019
Categoría: Productos

Bristol, la propuesta perfecta para ambientes de estilo industrial

El estilo industrial se origina en la ajetreada Nueva York de los años 50, cuando los edificios industriales como naves y oficinas pasaron a transformarse en viviendas, conocidas como “lofts”. Los entornos inspirados en la decoración industrial tienden a ser espacios amplios y diáfanos, donde los elementos que conviven en el interior pueden respirar entre sí.

El objetivo es maximizar todo lo posible las dimensiones del espacio, buscando la luminosidad a través de los colores neutros y suaves de las superficies. A pesar de la creencia de que el estilo industrial es frío y poco acogedor, lo cierto es que ocurre todo lo contrario, ya que la esencia vintage de esta tendencia puede aportar gran calidez, naturalidad y carácter a un espacio.

Dentro de este estilo, tienen especial protagonismo los materiales y texturas característicos de la arquitectura Brutalist como pueden ser el hormigón y el cemento. El estilo Brutalist, estrechamente relacionado con la decoración industrial, posee una belleza atemporal que se ha convertido en una de las 6 tendencias de la temporada de 2019, según el Observatorio de Tendencias del Habitat.

En Decocer ofrecemos soluciones funcionales y estéticas que responden a las últimas novedades en arquitectura e interiorismo, y así lo refleja nuestra colección Bristol. Una propuesta decorativa que evoca al pasado pero a la vez, siguiendo la estela del vanguardismo.

 

Sin-título-1_1      Sin-título-2_2

 

El estilo industrial de los años 50, llevado a la cerámica

La destonificación ha sido clave a la hora de desarrollar la serie Bristol, ya que posee de un efecto cementoso y desgastado que magnifica la luminosidad en los espacios y ayuda a crear sensaciones visuales de amplitud, lo cual concuerda perfectamente con las características estéticas de la decoración industrial. Es sumamente versátil dado que se puede adaptar a otros elementos constructivos como maderas o metales, además de adaptarse a cualquier entorno ya sean oficinas, hogares, comercios, etc. El romanticismo de los tonos grises es la fuerza principal de esta serie de pavimentos y revestimientos. Los azulejos están disponibles en dos tonalidades de grises que se complementan con dos decorados de estilo geométrico.

A través de la minuciosidad de la innovadora tecnología  de impresión digital InkJet se ha conseguido diseñar esta línea de revestimientos, decorada con motivos geométricos, relieves y suaves tonalidades pastel.

Una amplia y rica gama de alternativas decorativas que llega de la mano de una misma colección: Bristol.

Compartir en