azulejos efecto viejo y desgastados
24/05/2018
Categoría: Tendencias

Destonificación: mirada fetichista sobre la imperfección

Según el último informe de Tendencias Cerámicas 2018/2019 realizado por el Observatorio Cerámico y el Observatorio de Tendencias del Hábitat, una de las apuestas más destacadas del sector para esta próxima temporada es la estética acuartelada y desgastada. Materiales donde el acabado queda a merced del proceso de obtención de la materia.

Los diseños destonificados presentan una gradación de color o dibujo entre unas piezas y otras. Y es que aunque sigan el mismo hilo conductor, cada pieza de la colección es diferente.

De este modo, se consigue un acabado imperfecto y al mismo tiempo armónico que evoca la contrariedad de la naturaleza.

Decocer se alinea con la tendencia a través de baldosas pequeñas de cerámica con diferentes grados de destonificación. Entre ellas destaca la colección Bristol, un diseño que vuelve la vista atrás para rescatar la belleza del desperfecto.

Colección Bristol: texturas de desgaste

Las texturas desgatadas adquieren el más alto nivel estético con la colección Bristol de Decocer. Con un marcado estilo industrial, Bristol recuerda a los talleres convertidos en vivienda de los años 50. Espacios con suelos de cemento desgastado por el uso que recordamos aún hoy en día por la singularidad y encanto que transmitían.

Simulando el paso del tiempo, Bristol aporta una sensación handmade a través de piezas no uniformes y matices inigualables.

Versátil como pocos, el efecto cemento de las piezas reproduce con gran fidelidad este tipo de superficies envejecidas, en un lienzo lleno de variaciones que destaca por los sutiles efectos de color desvanecidos. Además, Bristol permite combinarse con multitud de estilos decorativos no sólo adaptándose a ellos, sino ensalzando su esencia.

Compartir en