04/01/2019
DESTACADA
Categoría: Tendencias

Tactile Surface, tactilidad hecha cerámica

Las nuevas tendencias en cerámica se caracterizan por sellar con diseño, personalidad y expresividad cada espacio que crean. Dejan atrás los diseños puramente funcionales y apuestan cada vez más, por una estética llamativa que vista el espacio.

Prueba de ello, es la emergente tendencia Tactile Surface, que proyecta diseños con diferentes volúmenes y efectos tridimensionales en la superficie del azulejo, buscando la interacción directa con la sensorialidad del usuario.

Otra de las características importantes del estilo Tactile Surface es que el valor intrínseco de la materia es cada vez más trascendental. Decocer trabaja con materiales de texturas dinámicas y especiales, que ofrecen una amplia versatilidad de colores y formatos, y permiten combinarse sin complicaciones. Un ejemplo es la colección City, donde los relieves se acentúan en los bordes del azulejo.

Cerámica de pequeño formato llena de contrastes y sensaciones

Es una corriente atrevida, en la que destacan los grandes contrastes: combinaciones entre superficies lisas y acabados rugosos, esmaltes brillantes y mates o formas planas y volumétricas.

Los recursos básicos son las geometrías, los micro-relieves, los volúmenes y las texturas superficiales. Aunque cabe mencionar que son los micro-relieves los que permitirán la creación de superficies llenas de matices y detalles, ya sean más o menos marcados.

Las últimas innovaciones productivas, como la impresión de tintas y esmaltes, son las responsables de que los relieves queden plasmados con la mayor precisión posible.

Claramente hay una protagonista dentro de esta innovadora tendencia: la tactibilidad. Un detalle que el cliente podrá percibir tanto visual como físicamente, en una atmósfera creada a su medida

Compartir en